Deliciosa receta de yuca frita

Actualización 29/10/2018 - 11:05 pm

Si nunca has probado la yuca frita, ¡no puedes perderte esta fantástica receta que muchos tabasqueños hemos disfrutado en casa! Y si ya la has cocinado o probado en alguna ocasión, aquí te dejamos algunos consejos para que siempre te salga crujiente por fuera y tierna por dentro.

La yuca, es un tubérculo muy parecido a la patata, muy consumido en Latinoamérica y cada vez más en otros países como España. Y esto es debido a su infinita versatilidad y su incomparable sabor. Acompaña tu yuca frita con un delicioso guacamole con leche y disfrute como nunca de este plato tan exquisito! Aquí van nuestros consejos:

Ingredientes de la receta de yuca frita

  • 1 kg. de yuca
  • 300 ml. de aceite de oliva
  • Sal

Cómo preparar la yuca frita

Para preparar una deliciosa yuca frita puedes comprar la yuca fresca o congelada, ya que ambas opciones funcionan muy bien en esta receta.
Si has optado por la yuca congelada pasa directamente al punto 6. Sino sigue con el paso a paso que viene a continuación:

  1. Cuando vayas a comprar la yuca al mercado, asegúrate de que no esté partida ni picada, porque si no vas a cocinarla enseguida, la yuca se pone rancia.
  2. Pela las yucas con la ayuda de un cuchillo o un pelador de cocina. La piel es bastante gruesa, por lo que pelarlas con el pelador es menos peligroso y quitarás la cantidad de piel justa. Si la yuca es de buena calidad, casi se pelará sola. Si cuesta mucho de pelar asegúrate que no sea yuca mala o amarga.
  3. A continuación corta las yucas en trozos grandes, mas o menos cortándolas por la mitad y lávalas bien antes de ponerlas a cocer.
  4. Una vez tengas la yuca bien limpia, métela en una olla con abundante agua y ponla a calentar en en el fuego.
    Cuando el agua empiece a hervir, entonces le añadimos la sal al gusto. No se la eches desde el principio, sino cuando la yuca ya esté un poco blanda.
  5. Deja cocer la yuca a fuego medio unos 20 minutos aproximadamente. Pero como no todos los trozos serán iguales, o puede que sean de raíces diferentes a medida que se vayan ablandando los trozos, ves sacándolos de la olla.
  6. Ya con las yucas ya tiernas, escúrrelas con la ayuda de un colador para que suelten toda el agua y espera a que se enfríen.
  7. Cuando estén frías quítales la hebra del centro y córtala en trozos más pequeños como “Fingers” ósea tipo deditos.
  8. Pon una sartén en el fuego con abundante aceite de oliva, y una vez esté caliente añade la yuca para freírla. Tienes que freírlas por ambas caras a fuego medio (si el fuego está muy fuerte se quemarán).
  9. Ve dándoles la vuelta hasta que estén doradas por ambos lados a tu gusto. A medida que estén listas, ve sacándolas de la sartén y pásalas a un plato con papel absorbente para que suelten el exceso de grasa.
  10. Sala la yuca frita a tu gusto y ya estará lista para comer. Recuerda acompañarla de una rica mayonesa o un cremoso guacamole y ¡a disfrutar!